Izquierda versus Derecha | La eterna reyerta entre grupos de idiotas (?)


No cabe duda que las eternas discusiones entre izquierdistas y derechistas son el común denominador de la historia humana. Si bien no se llamaron “de izquierda” o “de derecha” hasta pasada la asamblea que Luis XVI organizó en 1789, habría que ver a qué se refieren ambos términos: por qué decir de DERECHA implica al oficialismo y por qué de IZQUIERDA a la disidencia.

La historia es más o menos así. Francia se encontraba bastante desvirtuada social y económicamente por lo cual el mencionado Luis XVI convocó a una asamblea a cuerpos representantes de la nación francesa los cuales desde el año 1614 que no se reunían. Estos cuerpos eran de la Nobleza (en número de 300), del Clero (en número de 300 también) y de los Comunes (doblando la apuesta con 600 para estar equiparados). Y ya era costumbre sí que los invitados de honor se sentasen a la derecha y los comunes a la izquierda. Más adelante los términos “izquierda” y “derecha” servirían para describir a los radicales y los conservadores.

Así es que con el tiempo el concepto de “izquierda” es atribuido a los comunistas y socialistas y el concepto de “derecha” a los capitalistas aunque en lo que fue la URSS el “ala derecha” era considerada el Comunismo y el Socialismo.

Sin embargo, antiguamente ya existían organizaciones sociales basadas en una corona, súbitos, defensores de un pueblo y de los intereses de una corona. Suelen decir por ahí que las dinastías monárquicas como las conocemos en la escuela comienzan en la Edad Media (Siglo V – XV). Y lo cierto es que no. Ya en Egipto existían y en toda la historia evolutiva del ser humano aparecen organizaciones tribales en donde uno manda y los demás se subalternan. Y si a la biología nos remitimos: las abejas (?).

De cualquier manera lo interesante es que al parecer la única especie en donde existen, existieron y siempre existirán pujas de intereses entre minorías y mayorías es la especie humana. Y siempre las hubo y no es nuevo.

Siempre existieron “de izquierda” y “de derecha” (términos relativamente nuevos que describen algo absolutamente arcaico). El Éxodo judío (episodio histórico narrado y escrito entre los siglos X y V a.C) es una muestra de cómo un representante “sindical” (José) libera al pueblo de la opresión monárquica del antiguo Egipto. Más allá de que el episodio como real sea discutible, lo cierto es que fue narrado por gente que tenía incorporado el concepto de lucha de clases mucho antes de lo que se supone.

En síntesis, la historia humana está plagada de ejemplos de pujas entre intereses de grupos diversos ya sea dentro de una misma comunidad o entre comunidades distantes no solo cultural sino geográficamente.

Eso se trasladó a los sistemas gubernamentales actuales. La diferencia estriba en que por momentos, como espasmos, gobierna la “Derecha” y luego la “Izquierda” en un totalitarismo cuasi absoluto ateniéndonos a la Derecha como representante del más duro Capitalismo y a la Izquierda como aquella tendencia comunista contraria al Capital.

Puedo observar, atreviéndome a hacerlo y siendo osado como dijeron por ahí, que la misma puja existió siempre pero en los estratos celestiales. Sí, el ejemplo de ello es la rebelión de Lucifer a su patrón llamado Dios. Diferentes cosmogonías hablan de lo mismo: un sindicalista que se revela con un cuerpo de empleados celestiales los cuales son exiliados de lo denominado Nación Celestial por no acatar las órdenes del Jefe.

Digamos que la organización religiosa es una exacta reproducción de las organizaciones políticas del ser humano ¿O será al revés? Quizás la segunda opción sea la mas viable. Procederé a analizar las dos:

UNA PRIMERA APROXIMACIÓN – LA RELIGIÓN COMO REPRODUCCIÓN DE LA ORGANIZACIÓN POLÍTICA DE LA SOCIEDAD.

Tomando la primera visión, toda organización religiosa es una copia de las organizaciones políticas de una sociedad. Se gesta una sociedad y automáticamente se diseña un modelo celestial que justifique su estructura. Es así que ante cualquier eventualidad, el plano celestial se modificaría para legitimar nuevas posiciones que se den en el tablero social y así generar la obediencia por medio del temor a un poder mayor, invisible pero en consonancia con los líderes. Como ejemplo: el Islam, una versión modificada del cristianismo justificada en revelaciones celestiales. El Cristianismo, una versión sofisticada del judaísmo para romper con un orden e instaurar uno nuevo. El Judaísmo, un sincretismo mayúsculo de religiones para dar poder al pueblo de Israel y justificar su accionar bélico por todo Medio Oriente.

UNA SEGUNDA APROXIMACIÓN – LA  ORGANIZACIÓN POLÍTICA DE LA SOCIEDAD COMO REPRODUCCIÓN DE LOS PRECEPTOS RELIGIOSOS.

Según esta aproximación,  la religión sería el suelo sobre el cual se entretejería todo orden social. Por ende jamás un país podría ser forjado sin un suelo bien fundado en algún credo. Sin embargo surge una pregunta: ¿Cómo puede ser que una religión y sus preceptos se forje antes que el grupo social humano? La respuesta está en el mismo judaísmo. Las primeras tribus semitas tomaron religiones del lugar para fundar su propia sociedad basada en preceptos morales y éticos que dependían de un cuerpo de deidades. Más adelante fueron modificando ese pool de creencias a su conveniencia y según las exigencias lo demandaban. En aquel momento pegaría fuerte una religión monoteísta por lo que el judaísmo fue poco a poco asimilando ciertas deidades como una sola con diferentes matices hasta llegar a lo que cuentan en sus textos. Eso les dio poder y status dentro de la competencia religiosa del momento. Acompañados de ejércitos por miles y armas poderosas era cuestión de tiempo que por toda la región sepan que Israel era el portador de un único Dios capaz de derrotar a los panteones extranjeros.

UNA TERCERA APROXIMACIÓN – UN IDA Y VUELTA ENTRE LAS APROXIMACIONES ANTERIORES.

Si fue primero el huevo o la gallina es una cuestión meramente evolutiva. Pero en cuestiones sociales al parecer no. Lo lógico y plausible de suponer es que los primeros humanos se organizaron en pequeños grupos para incrementar sus posibilidades de subsistencia. Dichos grupos tendrían un patrón alfa (individuo mayor en jerarquía) que los guiaría y sería quien más adelante forme toda una pequeña cosmogonía para legitimar su posición. Así reproduciría el orden establecido en un plano celestial dándose a sí mismo un lugar privilegiado y dado por los dioses (Primera Aproximación: existió primero lo social y luego lo religioso fundado en el orden social). Sin embargo no es absurdo y hasta observado actualmente que las organizaciones religiosas formen patrones sociales diversos (Segunda Aproximación: lo religioso antecede a lo social trazando preceptos morales y éticos a ser tomados por imposición). Estos patrones poco a poco se irían inmiscuyendo en asuntos varios para dar su puntal y modificando ciertas normativas apoyándose en un orden celestial. Para ello entonces sería necesaria la presencia de Sacerdotes o Intermediarios entre este mundo y aquel invisible para todos menos para los elegidos. Así la sociedad iría modificándose por orden divina, por mandato celestia en sí por las ideas de los líderes que establecen primeramente cambios de orden supra-humano de supuesto origen celestial a ser seguidos por una masa social impaciente.

Por ende, sería un constante ir y venir de las dos aproximaciones anteriores.

Lo cierto es que  hoy por hoy nunca un gobierno puede anteceder a una religión en el sentido estricto de la palabra. La religión fundamenta al Gobierno y no el Gobierno a la religión. Los Gobiernos actuales se rigen por Leyes que son trasposiciones didácticas de Leyes Superiores dictadas por una supuesta deidad. En el mundo cristiano ante un estrado, se juzga ante los Evangelios y en el Islam se actúa conforme El Corán.  Curiosamente, la gente tiene una pulsión como innata a creer primeramente en un orden “extra-humano” subordinado a un orden humano aparentemente “copiado” de un orden divino. Lo legitiman y ciegamente lo obedecen. Las pautas son dictadas por un ala derecha (la que gobierna), cuestionadas por un ala izquierda y obedecidas por una mayoría.

Lo que me resulta curioso sí, es que ningún personaje adepto a la ideología de derecha o de izquierda tenga una postura crítica respecto a su propio pensamiento es decir, no veo el espíritu del escepticismo en esas mentes. Tanto unos como otros están disfrazados de lo que creen y no toleran ningún tipo de cuestionamiento a sus principios fundamentales. Si les tocás a Marx, se enfadan y automáticamente te colocan en el estrato de genocida, de ultra derecha o como se dice acá en Argentina: GORILA.

Si me atengo a la definición de GORILA según la R.A.E.:

1. m. Mono antropomorfo, de color en general pardo oscuro y de estatura semejante a la del hombre. Tiene tres dedos de sus pies unidos por la piel hasta la última falange, es membrudo y muy fiero, y habita en África a orillas del río Gabón.

2. m. coloq. guardaespaldas.

3. m. coloq. Arg., Guat., Nic. y Ur. Policía o militar que actúa con violación de los derechos humanos.

4. m. despect. coloq. Arg., Cuba, Ur. y Ven. Individuo, casi siempre militar, que toma el poder por la fuerza.

5. m. coloq. El Salv. militar (‖ hombre que profesa la milicia).

La primera acepción (1) y la cuarta (4) describen a especímenes argentinos: Moyano, Ubaldini en su momento, D’Elía y a otros no argentinos como Correa o Lula. En su momento fue Stalin, represor de ideología comunista. Hoy lo es Chávez en Venezuela. En síntesis, cuando me llaman GORILA por ser supuestamente de derecha, no entiendo qué los diferencia a ellos si, ateniéndome a la definición de la R.A.E., el punto tres (3) y el punto cinco (5) se ajustarían a Chávez y sus Guardaespaldas, se ajustarían a Cristina Fernández y toda la horda jurisprudencial de asistidos que apadrina… se ajustaría a Carlos Saúl Menem y todo su séquito. Se ajustaría en definitiva A TODO DÉSPOTA QUE OSTENTA EL PODER UTILIZANDO A LOS IDIOTAS QUE LE CREEN UNA SUERTE DE SANTO.

Cuando me sumerjo en todo este panorama que a mí parecer describiría a una Argentina en decadencia absoluta, me encuentro con personajes interesantísimos de la Izquierda. Gente que está convencida de que la Izquierda tiene la solución y no aceptan críticas ni observaciones que vienen al caso. Gente fundamentalista en definitiva, gente religiosa (que vuelven a los orígenes, que se religan, que se nuclean por un credo común).

El obviar un gran espectro de la realidad es lo cual caracteriza al mito. Todo mito debe sí o sí hacer la vista gorda a una innumerable cantidad de evidencias que lo mostrarían como fraudulento. Y así es como funciona, se mantiene y sobre él se edifican otros mitos. El mito siempre genera un enemigo imaginario, en este sentido, los Kirchner con su mitológica forma entregada a un peronismo que estaba dividido, le dio unicidad. Pero para ello fue necesario obviar muchísimas cosas pues sino el mito se evidenciaba como faláz: los Esquenazi, Cristóbal López, los quilombos con SKANSKA, el asesinato de Juan Castro, la desaparición de Julio López, los negociados millonarios de Néstor con Clarín y tapar el sol con un dedo respecto a los Derechos Humanos: Los Kirchner jamás hicieron algo por ellos siendo “Lupo” (Néstor) intendente y gobernador en Santa Cruz. Es curioso que siendo presidente de repente, comience con su cruzada “anti militar”, habiéndose llenado los bolsillos en período de facto.

El mito es el que nos vendió Carlos Saúl Menem y todos compramos dos veces. El mito es el que nos están vendiendo ahora.

Se está repitiendo la historia, con diferentes actores pero la misma temática. Dos pujas religiosas basadas en mitos: la derecha y la izquierda. Musulmanes versus Cristianos, es una clara descripción sintética de lo que sucede. Fundamentalistas religiosos en donde un tal Cristo ahora se llama Juan Domingo Perón y Mirian de Magdala “Santa Evita”. Y en el medio, me encuentro yo (me menciono por no meter a nadie más en el asunto), alguien que no simpatiza con el mito y por ende el zurdaje hoy, la derecha ayer, ambos la misma mierda, me incineran con la indiferencia, con la estupidez de sus discursos y si pudiesen les aseguro: me matan.

Así sucedió con todo aquel que se opuso al mito, errado o no, pero oponente al fin. Borrar un mito es literalmente patear el tablero. Estos idiotas útiles están poniendo dos ideas frente a frente: loable acto, por supuesto. Pero están confundiendo las ideas con las personas y hacerlo desde esa plataforma es lisa y llanamente LLAMAR A LA GUERRILLA.

Advertisements

18 responses to “Izquierda versus Derecha | La eterna reyerta entre grupos de idiotas (?)

  1. Interesante , Kristina no es de izquierda ni progresista usa esas ideas dese el discurso, aprovechando su buen uso de la retorica y un montón de idiotas “soñadores” utiles la siguen, como los pobres pibes de la campora, ojala fuera cierto lo que vemos por la tele, pero no mas que peronismo del de siempre dsifrazado de cordero. Ojala existiera , lo q nunca existió, una izquierda unida, social demopcratica, pero en esta pais construido por la oligarquia, y los nuevos ricos, es credulo pensar q alguna vez vana gobernar para todos los habitantes que constituimos el estado nacional y somos los empleadores de estos corruptos. Endulzan muy bien el oído. Mientras narcotizan a la gente van y se hacen dueños de la guita, ya sin escrupulos como en el caso de ciccone. Ser de derecha no es ser gorila, ser gorila es alinearse a las causas que la derecha recalcitrante de este país llevo adelante. permitio con gobiernos como los de menem y luego duhalde y los k que aumentaron la inseguridad q ahora ni ellos estan exentos, y yo no creo q se pueda remediar, que va a venir macri o scioli a solucionarlo con gendarmeria, vana sacar el narcotrafico? jajajaja.

  2. En primer lugar, no quiero dejar de destacar la terrible osadía, audacia e ignorancia absoluta que reina en este texto; las dos primeras, a veces, sirven para realizar determinadas acciones cuyo resultado ignoramos, en ese sentido son dos factores que conviene tener de nuestro lado ante empresas escabrosas. Ahora bien, cuando hablamos de historia, política y le queremos dar un marco más o menos teórico, la audacia y la osadía no sirve para gran cosa, más que para hacer el ridículo. Entonces en lugar de uno intentar develar las cuestiones de la realidad que permanecen ocultas, movido por la ignorancia y amparado en la osadía y la audacia se termina macaneando. Esto no es un ensayo sino una catarsis de un adolescente que disparatea mucho y conoce poco. No está mal tener una actitud desafiante, pero para lograr la seriedad que aparentemente presumís y no quedar como un idiota en el intento, te recomiendo que prejuzgues menos y leas un poco bastante más.
    En segundo, como en casi todo el texto tu definición sobre la izquierda y la derecha es un minestrón teórico, un rejunte de lugares comunes, cosas mal entendidas y suposiciones propias de un imaginario de alguien que carece de la más básica formación política. Paso a detallar:

    1. Las discusiones entre “la izquierda” y “la derecha” no son eternas, y menos aún el denominador común de la historia humana. La humanidad apareció hace aproximadamente 200 mil años, la Edad Media (así se llama, en verdad, eso que vos señalás como “antigüedad”, primero, “época de las Coronas”, después) surge en el Siglo V, de modo que durante 198.500 años la humanidad vivió sin disputas entre la “izquierda” y la “derecha”. Poco tiempo para llamarlo “eterno” y “denominador común”. Pero esto no es todo, pues “izquierda” y “derecha” aparecen en el final de la Edad Media y hasta ahí nomás. ¿Dónde viste un zurdo en la Corte del Rey, pidiendo por los campesinos? Es un disparate. Es no entender lo que significa “izquierda” o “derecha”, es pensar que son conceptos sin ningún sentido más que aquel que señalaría una determinada conducta (“si estoy contra el poder, soy de izquierda, si lo defiendo soy de derecha”) y en verdad es el nombre de fantasía de una determinada estrategia política vinculada a determinada clase social. Porque su origen se remonta a la Revolución Francesa, es que “izquierda” representa una estrategia políticia de la clase obrera, es decir, tiene sentido en tanto expresión política de un colectivo social, no de una conducta individual (el supuesto cortesano zurdo). Y, naturalmente, la “derecha” representa a la burguesía, pero no a toda la burguesía, sino a aquella que responde a determinada estrategia política burguesa. En este sentido, son de “izquierda” aquellas organizaciones cuyas estrategias culminan en la reforma de la sociedad actual (son reformistas, “centroizquierdistas” y buscan alguna conciliación entre clases enfrentadas: capital y trabajo mancomunados -el peronismo es un ejemplo de ello, pero también la socialdemocracia europea, etc.) o en su abolición para la construcción de una sociedad nueva (izquierda revolucionaria) y son de “derecha” aquellas organizaciones que expresan un colectivo burgués que busca conservar el estado actual de las cosas, por la vía de romper o minimizar su relación con la clase antagónica (los obreros), y es por esa razón que la “derecha” suele destilar odio, rencor, etc, buscando todo el tiempo que los obreros laburen más, que exijan menos y vive cuidándose de la revolución y las reformas, porque es la que se ubica en el pináculo de la pirámide social y, por tanto, busca conservar sus privilegios, su condición de clase dominante.

    2. El tema religioso nada tiene que ver en la constitución de una sociedad, digo, toda sociedad se basa en determinadas fuerzas productivas (tierras, tecnología, producción, herramientas, conocimientos, etc.), sobre ellas se monta la estructura (economía) de la sociedad y ésta soporta una superestructura (ideas, religión, estado, familia, etc.). Te doy un ejemplo: Como Egipto tenía un nivel elevado de fuerzas productivas (los conocimientos y técnicas agrícolas más avanzados, las tierras fértiles a la vera del Nilo, etc.) le permitía tener una economía pujante y, por esa razón, tener una gran superestructura (un estado capaz de edificaciones faraónicas -nunca mejor elegida la metáfora-, una sociedad capaz de producir alimentos para todo el mundo antiguo, un ejército de arquitectos y constructores de lo más avanzado que haya visto toda la Antigüedad y una religión poderosa). Continúa…

  3. La religión surge después de cualquier construcción social, no antes. Es algo tan elemental que resulta tonto corregirlo. La religión ha cumplido dos funciones a lo largo de su existencia: justificar el orden imperante y reprimir la conciencia de las clases explotadas, ambas acciones del ámbito ideológico. En tus palabras se advierte un profundo idealismo, donde la idea precede a la realidad (“un orden humano aparentemente “copiado” de un orden divino”) y es por esa sencilla razón que caés preso de una concepción religiosa de la realidad aunque no lo sepas (o sí). La religión tiene peso en tanto y en cuanto la estructura social de donde surge es poderosa, así las cosas no resulta extraño que la religión más poderosa, en Occidente, haya sido la que albergó el imperio romano, como es el catolicismo. En este sentido, el catolicismo, como ideología, se adaptó a las necesidades socio-políticas de la nobleza y, por eso, la acompañó durante el medioevo. Sólo cuando apareció una clase social revolucionaria (la burguesía, durante el período que va del renacimiento al iluminismo) surge una nueva corriente religiosa (el protestantismo) que responde a una fracción de esa clase. Porque las ideas se van adaptando a los intereses sociales en pugna, y la religión, en tanto ideología, no es la excepción. Como la burguesía inglesa llevó adelante su revolución, más o menos en forma pacífica es que Inglaterra constituye la cuna del protestantismo; en el caso francés, dada la radicalización de su revolución, dado que la alianza de clases que hace la revolución se declara atea (los jacobinos) es que no hay lugar para el protestantismo y cuando esa revolución se estanca, se institucionaliza (la reacción del Termidor), aparece el catolicismo en ayuda (cuya imagen emblemática se produce cuando Napoleón llama al Papa para su coronación, pero se pone él mismo la corona de Emperador). La religión no es más que un fundamento del poder, y sólo eso.

    3. En cuanto a Marx, el nivel de pavadas que decís evidencian un gran desconocimiento de tu parte, que igualmente reconocés. Entonces, pregunto: ¿qué sentido tiene aventurarse en algo que vos mismo reconocés que no entendés? Primero, es cierto su origen familiar judío, pero eso no lo obliga a practicar una religión y, de nuevo, caés en una concepción religiosa de la realidad. ¿Quién no está exento de Dios? ¿A quién tiene prisionero el Todopoderoso? Para demostrar que dijiste una pavada te alcanza con leer “Sobre la cuestión judía”, obra suya, para entender por qué no tenés ni la más pálida idea sobre lo que es la religión.

    4. Sobre lo de Cristina. Permitime que te diga, ooootra vez, que tu problema es de orden idealista. Es como que tenés el mundo al revés. La construcción de mitos, las cuestiones de orden ideológico son importantes, tienen su relevancia política siempre y cuando las cosas de veras importantes (la economía) funcionen, es decir, mientras la gente labure, coma y viva relativamente tranquila. Entonces, ahí no hay problema y todo el mundo acepta el buzón que le vendan, porque en realidad poco importa. Ahora, cuando la reproducción de la vida se ve amenazada, cuando las relaciones sociales comienzan a romperse, no hay mito ni construcción ideológica que valga. Como Argentina está preparada para explotar socialmente cada diez años, en tanto constituye una sociedad en descomposición, no hace falta que te dé ejemplos, puesto que en el corto plazo la propia realidad me dará la razón.

    Puede que coincida con vos en el pasaje sobre que en la izquierda y la derecha hay mucho fanatismo y poca autocrítica, pero tu crítica no parece la mejor forma de ir aprendiendo a ser tolerantes. Sencillamente no se trata de tolerancia, se trata de que estás profundamente equivocado, producto de ignorancia o no sé qué. Entiendo que puedas tener buenas intenciones, que seas un tipo osado y todo lo que vos quieras, pero si a eso le agregás información fidedigna, honestidad intelectual y no charlatanerismo puro, sería muy ventajoso tener un “espíritu inquieto”, alguien que se preocupa por estas cuestiones y demás, como vos, que tenga algo interesante para decir.

    Abrazo fraternal. Juan Ledesma.

    • Me gustaría que me digas en donde argumento que la religión surge ANTES (?). Me parece que partís vos al mejor estilo German Doin suponiendo que HAY ALGO y luego criticás tu propia suposición.

      Repito. Cuando me digas el por qué estoy parado sobre un montículo de ignorancia siendo que al final terminás dándome la razón, ahí vamos a comenzar a entendernos. Tu altanería no te deja muy bien parado puesto que los argumentos que esgrimís te denotan no solo enfadado sino como alguien de tendencia izquierdista que pertenece a esa reyerta entre grupos de idiotas. Repito: cuando necesite un psicoanalista perdé cuidado que tengo los medios para pagarme uno. Ahora agradecería que sin tanto palabrerío me digas en qué ves errado el texto.

      P.D.: Te falta pulir demasiado tu piedra aún para venir con semejantes ínfulas suponiendo un error, corregirlo y atribuir el error a mí.

  4. “Digamos que la organización religiosa es una exacta reproducción de las organizaciones políticas del ser humano ¿O será al revés? Quizás la segunda opción sea la mas viable. La religión es el SUELO sobre el cual se entreteje todo orden social. Por ende jamás un país podrá ser forjado si no tiene un suelo bien fundado en algún credo”

  5. Juan Ledesma:

    Que digas que la puja no existió antes de, que argumentes que las coronas comienzan en el Siglo V y que supongas que yo dije lo que no dije… y que encima bombardees con comentarios no dando derecho a replicar el tendal de estupideces supuestamente ilustradas que lanzás… en fin :). Gracias por tus comentarios.

  6. Primero, ¿en qué te basás para decir que mis planteos son estúpidos? Segundo, yo te rebatí más que nada dos puntos: la puja izquierda-derecha (el error en las fechas, la confusión de antigüedad con medioevo, tu rebautismo del feudalismo como “coronas”, tu error en la concepción sobre izquierda y derecha) y tu idea de que la religión es la base de la sociedad (y en cuanto a tal cosa cité esto: “Digamos que la organización religiosa es una exacta reproducción de las organizaciones políticas del ser humano ¿O será al revés? Quizás la segunda opción sea la mas viable. La religión es el SUELO sobre el cual se entreteje todo orden social. Por ende jamás un país podrá ser forjado si no tiene un suelo bien fundado en algún credo” a lo cual no respondiste absolutamente nada). Me gustaría que me expliques y/o me detalles cuáles son las cosas que yo dije que vos habías dicho y que vos planteás que no dijiste. Tercero: ¿cuándo no te cedí el derecho a replicarme? de hecho me quedé esperando hasta esta hora una respuesta coherente de tu parte, a la altura de lo que expuse y no la he visto.

    • en la antigüedad existían CORONAS (Egipto poseía 5 estratos sociales para la deidad-rey) y las pujas inclusive se ven en los estratos biológicos conformados por un paleocerebro (no así por cerebros reptiles que se organizan de manera menos compleja pero muestran esbozos de organización social primitiva) De cualquier manera te repito: tus críticas son tomadas en cuenta pero queda evidenciado que sos un ZURDO más o menos informado.

  7. Agradezco que tengas en cuenta algunas observaciones, pero creo que seguís cayendo en el mismo error, te dejás llevar por simbolismos. Tu pensamiento es muy abstracto para la materia que analizás, es decir, cuando hablás de política estás hablando de cuestiones concretas. Es decir, si vos señalás un carácter histórico de la puja es cierto, en toda sociedad de clases siempre existió una puja entre la clase dominante y dominada, por una cuestión social (es decir, la lucha por la apropiación del excedente de producción), NO BIOLÓGICA NI RELIGIOSA. Esto quiere decir, que si la lucha de clases es constitutiva de las sociedades de clase (porque antes existieron sociedades sin clases sociales ni estado ni religión), no expresan en esa lucha una “izquierda” ni una “derecha”, sencillamente luchan por intereses concretos, no por ideas. En Egipto, los esclavos no eran considerados humanos, imaginate que en la corte del faraón no pudo haber nadie que defendiera a los esclavos ¿Por qué? Porque la esclavitud era la base que posibilitaba el desarrollo social en Egipto, al igual que en la Grecia antigua, Roma ,etc.

  8. Cuando le posteaste “son un ZURDO” se me acabaron las ganas de seguir leyendo. Ojalá aterrizes que actuás como otro idiota más de esa misma reyerta de la que hablás.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s